La Inteligencia Artificial y sus múltiples usos

¿Alguna vez os habéis parado a meditar sobre los avances en el mundo digital? ¿No os parece realmente increíble la carrera de fondo que vivimos en la digitalización? Hemos llegado a tal punto en el entorno digital que ya nada nos sorprende. Nos informan de nuevas herramientas, tecnologías, mejoras, innovaciones y todo nos parece aparentemente normal. Pero, ¿realmente lo es?

 

En numerosas ocasiones hemos escuchado que: “Crear un ser artificial ha sido el sueño del hombre desde que nació la ciencia”, pero ahora vamos más allá. Estamos en un punto en el que hablamos de que esos seres artificiales tengan emociones y, en parte, está normalizado. Surgen algunas preguntas: ¿Cómo un robot puede llegar a pensar? ¿Qué tipo de emociones podrá tener? ¿Hasta qué punto una máquina debería tener algo tan subjetivo con lo que solo los humanos cuentan?

 

Infinidad de incógnitas y, de momento, pocas respuestas. La Inteligencia Artificial (IA) forma parte de nuestros días. Contamos con chatbots, reconocimiento de expresiones faciales, traductores, asistentes personales, recomendaciones de películas o series y un largo etcétera. La realidad es que esto de las emociones es un tema complejo. El ser humano las tiene debido a un proceso de evolución.

 

Científicos como Charles Darwin estudiaron el hecho de que el objetivo final de las emociones humanas es el de orientar al organismo hacia su supervivencia y nuestro organismo necesita sobrevivir porque está vivo. Por ello, deberíamos preguntarnos: ¿Es posible dotar a una máquina, que es artificial y no tiene vida, de emociones? Pero, sobre todo, ¿es útil para el ser humano que los robots cuenten con este componente subjetivo?

 

  • La Inteligencia Artificial en el sector salud

Cuando creemos que la digitalización no puede ir más allá, nos sorprende. Resulta curioso leer cómo la Inteligencia Artificial puede ayudar en algunos problemas que tienen que ver con la salud mental. Este tema se ha convertido en tendencia en las últimas semanas por la gran importancia que tiene en la sociedad.

 

Recientemente publicaban un teléfono contra la prevención del suicidio; el 024. Aún no está operativo, pero se prevé que entre en funcionamiento cuanto antes. En Newtral explican que se trata de una línea cuyo objetivo es proporcionar atención telefónica a todas las personas con pensamiento, ideaciones o riesgos de conductas suicidas.

 

Bien es cierto que desde que apareció la pandemia mundial son numerosas las personas que se han quitado la vida. Esto se trata de una pandemia invisible, que no vemos, pero existe. Los datos son escalofriantes. Miguel Ángel Reinoso, un joven periodista, ofrecía en su cuenta de Twitter una comparativa entre las muertes por suicidio y por Covid: en 2020 hubo 754 muertes por suicidio y 546 por Covid; entre las personas de 40 a 49 años. ¿Observamos la importancia de cuidar la salud mental de las personas?

 

Ahora bien, estaréis pensando qué tiene que ver esto con la Inteligencia Artificial. Pues mucho, más de lo que creemos. Un estudio de Stanford ha realizado el pasado verano una investigación sobre una terapia que se basa en tecnología e inteligencia artificial para ayudar a reducir el estrés y la depresión.

 

Este estudio se basa en Youper que es una aplicación de salud que impulsa la IA para mejorar los síntomas de depresión y estrés. Este método consiste en conectar al usuario con un terapeuta de IA llamado Youper, que se encarga de evaluar las necesidades de salud mental del paciente y de recomendar una serie de intervenciones para resolver sus síntomas y mejorar el estado de ánimo.

 

Otro proyecto es el llamado STOP liderado por Ana Freire, investigadora en el Departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la Universitat Pompeu Fabra. Este se trata de buscar, evaluar, estudiar y analizar los patrones de comportamiento en las redes sociales.

 

Como antes mencionaba, el suicidio se ha convertido en una de las principales causas de muerte no natural en nuestro país. Por tanto, lo que se pretende es que la IA sirva a los investigadores para reconocer patrones de alto y bajo riesgo de suicidios basándose en tweets anónimos.

 

El estudio se centra en Twitter ya que, como han explicado, es una de las redes sociales donde más facilitan datos e información necesaria para los investigadores.

 

De los tweets, tal y como contaban en una entrevista de El Español, lo que pretenden es analizar algoritmos como la frecuencia de ciertas palabras, la hora de publicación (que permite mostrar si la persona en cuestión tiene insomnio o no), el numero de likes o retweets que recibe la publicación (que analiza el apoyo social de la persona) e incluso observa las imágenes que acompañan al texto.

 

La Inteligencia Artificial ha permitido establecer características que diferencian a los grupos considerados de ‘alto riesgo’ de suicidio y a los ‘libres de riesgo’. Algunas de las semejanzas son que el primer grupo tiende a hablar más en primera persona y utilizar términos vinculados a los sentimientos, entre los que destaca la ansiedad.

 

En el mundo de la psiquiatría también han ido implementando los avances de la IA, por ejemplo, en la terapia asistida. Hay que quedarse con la frase de Mariano Sigman, uno de los neurocientíficos más importantes del mundo: “Hay que mantener una Psiquiatría que pueda beneficiarse del desarrollo tecnológico sin perder su humanismo”.

 

Así debería ser en todos los ámbitos. Poder utilizar las nuevas herramientas tecnológicas sin olvidarnos de la parte humana, tendría que ser clave para nuestro funcionamiento.

 

¿Cuál es vuestra perspectiva sobre el mundo de la IA? ¿Creéis que puede ser un gran aliado en la vida humana? ¿Consideráis que es lógico que una maquina llegue a mostrar ciertos sentimientos?

Publicaciones Similares

3 comentarios

  1. Para mi la IA el hombre la desarrolla para ayudarnos en ciertas tareas, con el fin de conseguir que el ser humano pueda disfrutar más de tiempo para disfrutar de esas actividades que nos dan la felicidad. Estas pueden ser hacer deporte, ir al cine, pasear, disfrutar de la familia etc. Son este tipo de actividades las que nos permite bajar el nivel de estrés.
    Así que es un aliado imprescindible debido a la carga de tareas que en cada dia no cargamos en la mochila y que muchas de ellas repetitivas se pueden automatizar para que IA las pueda realizar siempre bajo la parametrización u supervisión humana.
    Los sentimientos es una cualidad exclusiva de los seres vivos, así que una máquina es imposible pueda tener por si misma sentimientos, bien si la podemos programar para que al recibir una serie de input y a través de programación e IA reproducir las expresiones que emitimos para expresar esos sentimientos.
    Aprovecho para decirte que me encantan tus aarticulos

    1. Así es. Las máquinas se han desarrollado para poder realizar tareas que quiten ‘carga’ al ser humano. Es importante que siempre estén supervisadas por un humano por las consecuencias que pueda tener. Próximamente publicaré un artículo sobre este tema, en el que hablo de los «peligros» que puede haber en el mundo de la IA si no se hace un buen uso de ello. En el ámbito de la salud mental, como he mencionado, la IA sirve para facilitar el trabajo de los profesionales y buscar alternativas que puedan mejorar la vida de los pacientes. En definitiva, el uso de la tecnología siempre es bueno, pero hay que tener consciencia de lo que se hace. Me alegra que te gusten mis artículos, es todo un placer. Gracias por tu comentario, Javier!!! Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.