nueva-hoja-de-ruta-para-proteger-a-los-menores-en-internet

Nueva hoja de ruta del Gobierno para proteger al menor de Internet

La semana pasada hablé sobre la recomendación, que dentro de poco será norma, de prohibir los teléfonos móviles en primaria y limitarlos en secundaria en los centros educativos de España con el objetivo de evitar el ciberbullyng. Bien, pues ahora el Gobierno ha creado un grupo de expertos, formado por 50 personas, que representarán a diferentes colectivos y sus necesidades, para proteger de forma integral a los menores de edad en el entorno digital.

Esta especie de simposio tendrá medio año para elaborar una hoja de ruta que guíe y aleccione a los adultos sobre el impacto de la tecnología en los menores de edad, además de proporcionar una guía de actuación que no se quede en papel mojado después de la legislatura. En este caso, una de las acciones más importantes que pretende este comité tecnológico es limitar de manera eficiente el acceso a determinadas páginas para adultos por parte de los menores. En este caso, el meollo de la cuestión se encuentra en poder verificar las edades de los menores de edad sin violar el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Este es uno de los punto más peliagudos pues es muy complicado, por no decir casi imposible, que eso se consiga sin obtener ni procesar los datos personales de los menores.

¿Prohibir o educar a los menores de edad?

No obstante, el pacto de Estado que se pretende ahonda en una preocupación principal y es cuestionarse si es más factible educar a los jóvenes a utilizar de manera responsable las herramientas que Internet les pone en bandeja a la par que se le protege de posibles amenazas cibernéticas o si, por otra parte, es mejor prohibir aquello dañino sin reparar en que quizás la respuesta se encuentre en una acción conjunta y multidisciplinar. De momento, es complicado esclarecer a corto plazo y con poco margen de actuación qué sucederá con el informe que deben presentar estos 50 experto en menos de seis meses. Lo que nos queda de momento a los padres es educar conscientemente y dar ejemplo a los más pequeños sobre el uso de las tecnologías en el ámbito familiar y escolar hasta que se oferte una solución consensuada y que sea el principio del fin de la desprotección de los menores de edad en Internet.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *