La transformación digital en el sector salud

La transformación digital es un tema fundamental en nuestros días. Dentro del sector de la salud, el avance ha sido exponencial, más si cabe con la pandemia mundial en la que nos hemos visto sumergidos.

El colapso del sistema sanitario y la falta de recursos no ha dejado más opción que optar por la digitalización para agilizar ciertos procesos. Sin duda, la transformación digital en el sistema sanitario ha sido más imprescindible que nunca.

The world is moving so fast these days that the man who says it can’t be done is generally interrupted by someone doing it”

Elbert Hubbard, Escritor y Filósofo.

La medicina siempre la hemos entendido como un proceso tradicional, pero cada vez sentimos más los avances del mundo digital en este sector. Desde que la pandemia nos invadió, nos hizo alejarnos del contacto social y nos enseñó a utilizar otros métodos de asistencia sanitaria que anteriormente tan siquiera nos planteábamos.

Por una parte, las citas ahora se piden mediante aplicaciones móviles. Ya no hace falta que acudas al centro de salud, tan siquiera que llames por teléfono dado que con tu móvil puedes solicitar una consulta el día que desees y a la hora que mejor se adapte. Por otra parte, las recetas ya no van en papel como tradicionalmente se hacía. Ahora, cuando acudes al centro de salud, los medicamentos que necesitas van a través de la tarjeta sanitaria.

Asimismo, hace unas semanas saltaba la noticia de que los prospectos médicos serían sustituidos por códigos QR. Una información de la que me hacía eco en un artículo titulado: “La búsqueda del vínculo entre el mundo tradicional y el digital”. En él incitaba a una reflexión y preguntaba: ¿cómo puede afectar esto a los más mayores? ¿Realmente estamos preparados para tanta digitalización en un sector tan arraigado a lo tradicional? ¿Se podrá convertir el sector de la salud en digital, teniendo en cuenta que la mayor parte de los pacientes son personas mayores?

Son muchas las incógnitas que se plantean en este aspecto, pero lo que es evidente es que en la medicina no para de innovar y cada vez son más las herramientas digitales que se utilizan en el día a día.

 

Un informe publicado por la Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS), la Asociación Multisectorial de Empresas Españolas de Electrónica y Comunicaciones (AMETIC) y la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) planteaban innovaciones en lo que se conoce como ‘salud digital’. Eran bastante tajantes y decían que: “Si tenemos en cuenta el crecimiento de la cronicidad, el envejecimiento de la población, el cambio del rol de los pacientes en la gestión de su salud, el acceso a redes sociales y la tecnología móvil, estos factores obligan más que nunca a un renovado impulso en la transformación del Sistema Nacional de Salud”.

El presidente de la Asociación de Salud Digital, Jaime del Barrio, ya anunciaba cuáles eran las cinco tecnologías que prometían cambiar el mundo de la sanidad de alguna forma u otra: el blockchain, la Inteligencia Artificial y aprendizaje automático, la impresión 3D, plataformas digitales y pago móvil.

Sin duda, hacía especial hincapié en que los datos serán más que necesarios en todo el proceso de transformación. Destacaba que almacenar los datos online permite a los pacientes y médicos obtener información exacta y detallada en todo momento. Las aplicaciones y nuevas tecnologías proporcionan información sobre los medicamentos que se debe tomar una persona o la dosis y el momento exacto en el que lo debe hacer.

Uno de los informes de Marketsandmarkets en el que reflejaban la tasa anual compuesta de crecimiento de mercado mundial de la salud digital, de 2013 a 2020, señalaba que la telesalud había incrementado en un 46%, siendo así el segmento que más había crecido. Seguido, a su vez, de la salud móvil con un aumento de un 36%.

Como vemos, los datos hablan por sí solos y el camino es, sin duda, hacia la digitalización del sector. Alguno de los cambios que se ha implementado es la asistencia a distancia. Los doctores pueden atender a sus pacientes sin moverse de la consulta y sin obligar a que se muevan de casa. Es un proceso más rápido y permite aliviar las consultas.

El Big Data, como mencionaba anteriormente, se ha convertido en crucial para la salud. El Internet de las Cosas permite asegurar que todo está conectado. De esta forma pueden hacer que cuando un departamento publique los resultados de una prueba de un paciente, sean accesibles para todos los médicos que lo necesiten. Con esta digitalización, se aseguran que no haya pérdidas de información.

Todo esto son progresos de digitalización, pero una de las grandes estrellas reside en la robótica. Especialmente en el amplio desarrollo que ha habido en prótesis, un gran avance que hace años resultaba impensable. Existen prótesis auditivas o visuales que han logrado devolver la vista a personas que eran invidentes. Esto sí que son buenas noticias tintadas de digitalización.

En un artículo de tecnología para los negocios citaban que la tecnología robótica seguirá investigando y progresando para llevar un control con mayor precisión. Se habla de máquinas que se conviertan en cirujanos. O el caso de los hospitales japoneses donde ya existen robots que se encargan de levantar a enfermos en los centros médicos.

Como vemos, la tecnología no para de avanzar e innovar en el sector. ¿Hasta dónde pensáis que llegaremos en la digitalización de la medicina? ¿Creéis que estos avances, en parte, perjudican al ámbito de la salud? ¿Cuál es vuestro punto de vista sobre la ‘Salud Digital’?

 

Antes de finalizar me gustaría mencionaros algunos de los ejemplos que encontramos en nuestro país sobre el avance de la tecnología en el ámbito de la salud.

 

  • Ejemplos reales sobre la digitalización en el sector

Lo que es evidente es que muchas empresas se han querido anticipar al futuro de la medicina y han potenciado avances exclusivos que permiten la mejora de la sanidad. Un ejemplo lo encontramos en la empresa Comitas e-health quienes se han convertido en pioneros de un servicio de radiografía a domicilio. Lo que buscan es acercar la medicina al paciente y no al revés, como ocurre de manera tradicional.

 

La empresa cuenta con varias unidades móviles en las que tienen un gran equipamiento de telemedicina y telediagnóstico y acuden a la puerta de tu casa para hacerte la prueba médica que necesitas sin necesidad de desplazamiento. Una gran idea si tenemos en cuenta la situación sanitaria en la que nos encontramos. Poder evitar el colapso en hospitales y el contacto con otras personas es fundamental. Además, la cita la puedes elegir cuando más te interese. De esta forma, no tienes que estar expectante de las largas listas de espera que hay para hacerse cualquier prueba.

 

Mediante la tecnología, son capaces de enviar el estudio de Rayos X a un equipo especializado en la materia para que pueda sacar el diagnóstico lo antes posible. Así, mediante un proceso digital, podrás conocer el diagnóstico en menos de 48 horas. Sin ninguna duda, se trata de un gran ejemplo de lo que se entiende como ‘Salud Digital’ y hacia lo que poco a poco nos vamos encaminando cada vez más.

 

Otro ejemplo lo encontramos en DomusVi, la red de centros y servicios de atención a las personas que ofrece especialización en personas mayores y salud mental en nuestro país. Su innovación está en la atención domiciliaria que prestan mediante sus unidades especializadas en el cuidado hogar, con servicio de ayuda a domicilio y teleasistencia.

 

La teleasistencia de DomusVi está pensada para dar respuesta a aquellas necesidades de las personas y sus familiares. El funcionamiento es sencillo; se encargan de la instalación y mantenimiento de terminal en el hogar. También de la recepción de llamadas de emergencia y seguimiento, así como de los recordatorios médicos.

 

Es curioso dado que con la teleasistencia móvil consiguen configurar alertas según las necesidades que tengas. Si el dispositivo detecta una caída, la salida de zona de seguridad o la pulsación del botón de asistencia, se activa un protocolo personalizado para enviarte ayuda o avisar a algún familiar. Todo esto, como podemos observar en ambos ejemplos, es fruto de la gran digitalización en el ámbito médico.

 

Esta adaptación a las nuevas tecnologías también la podemos presenciar en hospitales como Grupo Vithas que cuentan ya con unidades médicas.

 

Estas, a su vez, disponen de equipos médicos y especialistas de diferentes áreas que se encargan de proporcionar el mejor diagnóstico y tratamiento. Con este servicio incluyen, entre otros, visitas y urgencias médicas, de tal forma que el paciente no se tiene que mover de su domicilio puesto que son los propios médicos quienes acuden a él para darle una atención especializada y domiciliaria.

 

Como podemos observar, son muchos quienes ya apuestan por la telemedicina y la asistencia en el domicilio del paciente. Evitando así que sean siempre los pacientes quienes se tengan que desplazar al hospital. De esta forma, como hemos visto en todos los ejemplos, dan un paso más en la medicina. Poder combinar la salud con las herramientas que ofrece el mundo digital es clave para la evolución del sector. Buscar complementos que hagan al ámbito sanitario estar al día es fundamental dado que deben estar en una continua actualización.

 

Sin ninguna duda, la telemedicina y el telediagnóstico son el futuro. Y poder adaptarse cuanto antes a ello, te permitirá ir por delante del resto.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.