retener-talento-se-posiciona-como-la-estrategia-fundamental-para-las-empresas

Retener talento: el principal reto estratégico de las empresas este 2023

El talento está por todas partes. Viene y va. Es volátil. En los tiempos que corren, retenerlo puede resultar tedioso pues la competencia del mercado hace que esta tarea no sea precisamente fácil. Pero, ¿cuál es el denominador común de las empresas que logran quedarse con los mejores empleados?

En primer lugar, tener claro qué es el talento, que no es más que el compromiso de un trabajador a la hora de poner en práctica sus conocimientos y capacidades para lograr resultados óptimos en la realización de sus tareas con un fin específico.

Por tanto, el punto de mira de las empresas que retienen a los empleados más cualificados para el desempeño de una función debe versar en dos direcciones complementarias. La primera, tener claro que la responsabilidad es compartida entre trabajador y empresa, es decir, por una parte, el trabajador debe comprometerse con su función dentro de la organización; y la segunda, que la empresa debe vigilar el desempeño realizado para detectar qué se hace bien, qué se hace mal y dónde se halla la excelencia para entrar en acción y evitar que el talento se escape. Todo ello permitirá establecer objetivos fieles al compás de la estrategia principal de una compañía.

Existe una creencia común, y cierta, y es que una empresa internamente feliz, probablemente sea una empresa eficaz y comprometida con sus objetivos.

¿Cómo se retiene el talento?

No obstante, llegados a este punto es importante atender a las estrategias más adecuadas para retener el talento del capital humano dentro de una organización. Lo primero de todo, el empleado se tiene que sentir parte de ella, es decir, importante y partícipe de los objetivos cosechados o, al menos, de la dirección correcta para lograrlos. En este aspecto entran en juego conductas de desarrollo personal que garanticen el compromiso del trabajador con la empresa. Además, la competitividad del mercado no deja mucho margen para actuar, así que lo más factible es que se ayude a los trabajadores a mejorar sus habilidades con cursos de formación internos y externos, por ejemplo, financiados por la empresa. A largo plazo, será una inversión rentable y mejorará la competencia en un mercado cada vez más congestionado.

Por otra parte, el reconocimiento interno es otra de las características fundamentales para retener el talento. Tanto es así que casi más de un 80% de los estadounidenses se siente mejor cuando su laboriosidad es reconocida y, por tanto, una empresa tendrá más posibilidades de conservar a los empleados más competentes. También es vital ofrecer cierta flexibilidad de horarios y ubicación del trabajo dado que esto permite reducir el estrés interno en los equipos de trabajo.

Trabajo permanente

No obstante, para retener la brillantez en una empresa es vital establecer una estrategia permanente, de continua revisión y formación para que a la larga, tanto las conductas de desarrollo personal, como la flexibilidad y la valoración positiva interna de los empleados surtan efecto y se puedan modificar de acuerdo a las exigencias del mercado. Todo ello, por supuesto, acorde con los recursos y limitaciones de una empresa. Así te diferenciarás positivamente de la competencia en tu entorno.

Cabe destacar también que Internet y las redes sociales han modificado la forma en la que se busca el talento para una empresa. Aplicaciones como LinkedIn o InfoJobs contienen una amplia base de datos de trabajadores donde las empresas pueden encontrar el perfil deseado. Este proceso, en parte, facilita la búsqueda y retención de personas competentes.

En definitiva, los directivos debemos garantizar un plan armónico entre las preferencias de la empresa y las de los empleados. De esta manera, se conocen las carencias de una compañía para buscar y conservar a las personas con la mejor disposición y las mejores habilidades para desempeñar un puesto de trabajo que garantice resultados de éxito a medio y largo plazo. También es aconsejable alentar la promoción interna y velar por un ambiente de trabajo sano y motivador para que trabajadores y empresa logren acompasados los objetivos individuales y colectivos. El talento se materializa cuando se logran los fines establecidos.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *