Empresas en redes sociales, ¿positivo o negativo?

Si nos encontráramos en un aula con 30 personas de diferente edad, sexo y estatus social y preguntásemos si utilizan redes sociales. Probablemente el 90% nos contestarían que sí. Algo parecido ocurre con las empresas donde cada vez es más habitual encontrarlas en redes sociales.

Europa Press en Portal Tic anunciaba que en España, a fecha de 2021, un total de 37,4 millones de españoles son usuarios activos de redes sociales. Llegando a un 80% de la población. El Informe Digital 2021 de Hootsuite refleja que Facebook se mantiene como la que más usuarios tiene a nivel mundial, a la que le siguen WhatsApp, Facebook Messenger e Instagram.

Asimismo, en España la cantidad de teléfonos móviles supera a la población. 54,34 millones de móviles conectados. Un 116,2% de la población. ¿Somos conscientes de lo que este dato refleja? ¿Nos damos cuenta de que hay más dispositivos tecnológicos que habitantes?

-Daniell Sacks

Muchas veces hemos hablado con personas que han tenido que cambiar de trabajo, de ámbito, sector, en definitiva, que se han tenido que adaptar a las circunstancias. Esto es un reflejo de lo que ocurre con la tecnología. No hay que tener miedo al cambio. Es muy importante que la empresa lo haga, que se vaya adecuando a las nuevas tecnologías y que sepa exprimir al máximo las herramientas tecnológicas con las que contamos en la actualidad.

En lo que a las redes sociales respecta, las podemos entender como un buen canal de comunicación hacia el mundo. Es una manera fácil de acceder a la sociedad, a sitios lejanos, a comunidades a las que de otro modo no podríamos llegar. El hecho de que una persona en otra parte del mundo pueda saber sobre tu empresa es un gran avance, y hay que aprovecharlo.

Las redes sociales, junto con la web, son como un escaparate de negocio y son importantes para poder ofrecer una imagen cercana al consumidor. Estas y la forma de actuar en ellas son capaces de transmitir una imagen sobre lo que somos y hacemos a los usuarios que no nos conocen.

La Agencia BigSeo anuncia varias razones por las que la empresa debe estar en estos canales de comunicación online. La primera es que se trata del lugar donde está la gente, la segunda es que sirven para crear y potenciar la marca. La tercera es que crea un canal de comunicación directo con los clientes. La cuarta es que cuentan con un gran poder de segmentación. En el número cinco es que pueden hablar de ti. Y, por último, la sexta es que son canales de comunicación gratuitos y accesibles para todo el mundo.

En agenciasdecomunicación destacaban que un 90% de los internautas está en una red social y el 70% de ellos tienen perfiles en al menos tres. Este es un gran motivo de peso para lanzarse al mundo de las redes.

En Essedi destacan que las redes sociales suponen un factor importante para el reconocimiento de la empresa. Además, confirman que las redes sociales son un efectivo canal de negocios para las empresas en el que captar a nuevos clientes, pero también donde se puede seleccionar personal, comunicarse con empleados y otras personas. Así como darse a conocer y crear marca, ganar una reputación, establecer redes profesionales y de otro tipo, tener conocimientos en tiempo real, etc. Asimismo, confirman que muchas veces el efecto viral que puede tener una comunicación o una campaña en las redes sociales puede ser impresionante y puede provocar que se ‘oiga’ más de lo normal a la empresa.

Es evidente que son muchos los aspectos positivos que nos incitan a estar presentes en las redes sociales. Pero también es importante ver el otro lado de la balanza y reflexionar sobre ello. ¿Qué aspectos negativos puede tener para la empresa estar en redes sociales?

Seguramente lo primero que se nos vendría a la cabeza sería que son un lugar donde muchas personas se ‘desahogan’ y eso puede hacer que recibamos comentarios negativos e irrespetuosos sobre nuestro negocio. Pero todo ello se puede subsanar si contamos con un plan de comunicación y una metodología donde establezcamos cuál es el protocolo de actuación en esos casos.

 

  • ¿Las redes sociales nos hacen olvidarnos del mundo tradicional?

Es cierto que hemos hablado varias veces de que las redes sociales se tratan de unos nuevos canales de comunicación, de una forma aleatoria de comunicarnos con el mundo digital. Pero también, como siempre, tenemos que ver el aspecto más ‘negativo’ de lo que eso supone.

Desde que aparecieron, hemos optado por estas plataformas para hablar con amigos, familiares y con nuestro entorno. Sustituyendo las quedadas tradicionales o el hecho de coger un teléfono.

Recientemente, Vicente de los Ríos publicaba un artículo en la Revista Capital donde escribía sobre ello. Se planteaba si estamos dejando de llamar por teléfono y aseguraba que, una vez consultadas las cifras publicadas por la CNMC sobre el mercado de telecomunicaciones fijas y móviles en España, se podría concluir en que sí se está abandonando el llamar por teléfono.

Estamos cambiando nuestros códigos de conducta. Lo que antes era habitual en nuestros días, ahora se está convirtiendo en una auténtica novedad. Podríamos pensar en hace cuánto no cogemos el teléfono para llamar y solo nos limitamos a escribir un WhatsApp. También podríamos reflexionar sobre el uso que le damos en la actualidad al teléfono fijo. En definitiva, está claro que los tiempos han cambiado, y nosotros con ellos.

Me quedo con la reflexión que hace Vicente en la parte final donde explica que lo importante del mundo de las telecomunicaciones es aprovechar lo mejor de cada sector. En el mundo digital, usar lo mejor de la voz y datos y en el mundo tradicional la parte del fijo y móvil, sin que sean excluyentes unos de otros.

Precisamente sobre esto, publicaba un artículo donde buscaba el vínculo entre el mundo tradicional y el digital. Y finalizaba con una reflexión de la que me vuelvo a hacer eco hoy.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.